Cloud VPS

Elija su plan Cloud VPS

Potencie su proyecto con nuestra solución Cloud VPS. Flexibilidad, rendimiento y seguridad en la nube. ¡Descubra el futuro de la infraestructura digital hoy mismo!

  • Cloud VPS 1
  • Cloud VPS 2
  • Cloud VPS 3
  • Cloud VPS 4
  • Cloud VPS 5
  • Cloud VPS 6
Only
Bs.
/mes

¿Necesitas un pequeño impulso? Puede agregar RAM, CPU, espacio de almacenamiento o IP dedicadas adicionales a medida que realiza el pago.

Elija su nivel de gestión de Cloud VPS

VPS no administrado

Configure usted mismo su servidor personalizado

VPS administrado

Servidor administrado 100% sin preocupaciones

Funciones avanzadas de Hosting Cloud VPS

¡Potencia tu proyecto con nuestra solución Cloud VPS! Escalabilidad, rendimiento y seguridad garantizados. ¡Construye sin límites!

Escalabilidad vertical y horizontal

Capacidad para aumentar recursos como CPU, RAM y almacenamiento de manera flexible y conforme a las necesidades del proyecto.

Soporte técnico especializado

Asistencia técnica disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, proporcionada por expertos en la materia para resolver cualquier duda o incidencia que pueda surgir.

Seguridad avanzada

Herramientas para proteger el servidor contra intrusiones, malware y otros riesgos de seguridad, incluyendo análisis de vulnerabilidades y detección de amenazas en tiempo real.

Instantáneas y backups

Posibilidad de crear copias de seguridad automáticas o manuales para restaurar rápidamente el sistema en caso de fallo o error.

¿Preguntas? ¡Llámame o envíenos un mensaje de texto hoy! 591.728.41200

Preguntas frecuentes

¿Tiene usted alguna pregunta? ¡Tenemos tus respuestas!

Las siglas VPS provienen del inglés Virtual Private Server, es decir, servidor virtual privado. En muy resumidas cuentas, un VPS utiliza tecnología de virtualización para dividir un potente servidor físico en diferentes particiones virtuales. De este modo, la máquina física puede ser compartida por varios usuarios, pero cada uno de ellos cuenta con recursos dedicados (privados).

Tu servidor VPS está reservado en exclusiva para ti y no tienes que compartir memoria, procesador o espacio en disco con el resto de usuarios: tienes tu propio contenedor privado con recursos garantizados. Además, cuentas con una dirección IP dedicada, exclusiva para ti (en hosting compartido tienes una IP que compartes con el resto del servidor). Si quieres y tu proyecto lo necesita, puedes añadir hasta 4 direcciones IP distintas en total.

También es importante mencionar que en tu VPS SSD NVMe tienes acceso root total al servidor, de modo que tienes absoluta libertad para instalar aplicaciones y hacer cambios en el entorno sin tener que hablar con nosotros.

En definitiva, los servidores virtuales te dan la potencia y la privacidad que no te puede conceder un hosting compartido, por una fracción de lo que te costaría contratar un servidor dedicado. Suelen ser una excelente opción para proveedores de servicios, programadores, empresas a las que no les llega con un alojamiento compartido y otros negocios que necesitan un entorno seguro a un buen precio.

Para que nos entendamos, el hosting es como tener una habitación en un piso compartido. Es la opción más económica, porque los proveedores podemos dar servicio a varios clientes con una sola máquina. A cambio, tú consigues un espacio para tus sitios web, pero no podrás hacer cambios ni configuraciones personalizadas en tu servidor sin consultar con nosotros, tu proveedor/casero.

Los recursos disponibles en un hosting también suelen ser más reducidos que en un VPS, que se parecen más a tener todo el piso para ti. Un servidor VPS sale un poco más caro que un hosting básico, pero tienes más espacio en el que crecer y menos restricciones. Además, gracias al acceso root total puedes hacer todos los cambios que consideres oportunos por tu cuenta, sin necesidad de pedir permiso.

Lo cierto es que no. En nuestros planes de alojamiento compartido, los técnicos de Kbunet se encargan de la seguridad del servidor, definir los parámetros del servicio, realizar todos los mantenimientos, bloquear el envío de spam y un montón de cosas más. Tú, como cliente, solo tienes que subir los archivos de tu web, configurar tus cuentas de correo y, ya estás listo para empezar (más o menos).

En cambio, en un VPS no administrado vas a tener que encargarte de estas tareas tú mismo. Por eso, necesitarás conocimientos que con un alojamiento compartido no son necesarios. Tendrás que decidir cómo quieres personalizar tu VPS: sistema operativo, panel de control, optimizaciones de rendimiento, reglas de firewall, filtros anti-spam, estrategia de backups, software anti-malware… Y tendrás que saber cómo instalar, configurar y mantener cada una de esas herramientas.

¡No intentamos desanimarte! Solo te avisamos de que administrar un VPS implica un cambio de mentalidad con respecto a un hosting. Si lo que quieres es administrar un par de sitios creados con el típico CMS (WordPress, por ejemplo), pero no quieres exponerte al inconveniente de gestionar tú la máquina, quizá te convendría más pasarte a uno de nuestros planes de hosting Empresarial. Así tendrías lo mejor de ambos mundos: recursos más que suficientes y a nuestros técnicos encargándose de la gestión del servidor.

Ahora bien, si te ves con ganas de aprender, tienes experiencia técnica o cuentas con alguien que te ayude, entonces atrévete con un servidor VPS. Nosotros intentaremos que el cambio sea lo más sencillo posible para ti.

Si estás pensando en cambiar de hosting a VPS, lo mejor es que evalúes en profundidad las necesidades de tus sitios web. Hay situaciones bastante comunes en las que, como expertos, solemos recomendar el cambio de hosting a VPS. Estos son algunos ejemplos:

  • Si necesitas monitorización avanzada.
  • Si tu web empieza a tener altos volúmenes de tráfico.
  • Si necesitas personalizar el software instalado en tu servidor o utilizar alguna configuración especial.
  • Si eres desarrollador y alojas los sitios web de tus clientes.
  • Si estás pagando varios planes de hosting y te interesa ahorrar agrupándolos en un mismo VPS.

En resumen, si tus sitios están creciendo y empezando a recibir una cantidad de tráfico considerable, necesitarás ampliar la capacidad de tu servidor para hacer frente a estas nuevas exigencias.

Aunque un servidor Cloud VPS resulta menos económico que un hosting compartido, lo cierto es que su relación calidad-precio es increíble. Si te ves capaz de encargarte de su administración, nuestros servidores VPS te otorgarán recursos dedicados y más control sobre tu entorno, sin tener que pasarte a un servidor dedicado mucho más caro.

¿Sigues sin tenerlo claro? Contacta con nuestro departamento comercial. Uno de nuestros técnicos te ayudará a tomar la mejor decisión para tu proyecto y para tu bolsillo.

Sabemos que existen muchísimas opciones para contratar un VPS. En Kbunet nunca nos ha gustado pasar desapercibidos y, por eso, hemos creado unos servidores virtuales que destacan entre todos los demás. Entre otras ventajas, si contratas tu VPS con nosotros, disfrutarás de almacenamiento en discos SSD NVMe (los más rápidos), soporte técnico disponible las 24 horas del día, un panel de control intuitivo y recursos más que generosos. Y el precio de nuestros VPS empieza en tan solo 26,00 $us. al mes.

Publique su página WEB con Kbunet

¡Desde negocios profesionales hasta empresas, lo tenemos cubierto!

Tenemos 19 años de experiencia en el mercado Boliviano, somos una empresa legalmente constituida bajo el nombre de Neomedia Bolivia S.R.L con Registro de Comercio y NIT Nro.:  492192020. Nos caracterizamos por la Calidad de nuestros servicios y asistencia Técnica 24/7. Kbunet es una marca de nuestros Servicios Cloud.